Problema de moda que no quisiéramos que así fuera.

El día de hoy nos ha hecho recordar una vez más que seguimos de tercos, engañados e incapaces de dar solución el tema de la mala calidad del aire y por consiguiente, poner nuevamente de moda las contingencias ambientales.

Cuando hablamos de contingencias ambientales, nos viene a la mente en automático, la Ciudad de México, la urbe que mas fama tiene por ser una de las ciudades mas contaminadas de Latinoamérica, y que en el último año, al igual como la ciudad de Monterrey así como la ciudad de Guadalajara, han entrado a esta etapa, pero para este año de la misma manera se sube al barco la Ciudad de Puebla por primera vez en su historia.

Muchos les extraña a otros no tanto, pero lo que si es un hecho es que poco a poco, lugares que no imaginábamos que iban a tener este problema, lo están teniendo.

Es muy fácil determinar las causas principales de porque se esté dando más y más este problema de salud pública, porque finalmente es así como se le tiene que llamar, por mencionar alguna de ellas, está la contaminación automotriz que va en aumento, y en el caso de Puebla (el nuevo arrimado), sumémosle la actividad del volcán Popocatépetl, y la cantidad de incendios forestales clandestinos que están afectando esta ciudad y a su vez que no han presentado corrientes de aire en las ultimas semanas.

Pero más allá del problema natural que afecta el ambiente, el problema más grave es el de nosotros mismos, agravando el problema con nuestro estilo de vida moderna y la dependencia completa de movilidad que es tener un vehículo.

 

Si bien es obligatorio cumplir con la verificación vehicular, aún se siguen manifestando indicios de que algunos vehículos, sobre todo aquellos utilizados para el transporte público y de pasajeros, “exentan” por así llámarlo, este trámite obligatorio. ¿Como nos damos cuenta de esto?, simplemente porque sus escapes expiden humo completamente negro que ni de chiste pasarían una verificación habitual, ya que esto es señal de que sus sistemas están completamente podridos, y lo peor de todo es que las autoridades no hace absolutamente nada, ya que la mayoría de estos vehículos forman parte de una concesión y los dueños de estas pagan sus “cuotas” por debajo del agua, para que las autoridades los dejen operar sin ninguna clase de problema ni multa ambiental.

Otra situación es la que se deriva, o derivó en su momento, por la tala de árboles en las administraciones anteriores, justificando que esos árboles eran un peligro para la seguridad de la ciudadanía, siendo que tiempo después de que esos árboles fueron retirados, la temperatura de la ciudad subió considerablemente hasta llegar a un máximo del 60% más temperatura ambiente, de lo que se tenia antes de realizar el retiro.

Lo que si es seguro, es que si esta tendencia continua, si los problemas persisten, si las autoridades no hacen nada, si los mismos ciudadanos fomentamos que se sigan llevando a cabo estas malas practicas siendo participes indirectamente del problema, esto crecerá de tal forma que se volverán inhabitables las ciudades.

Tenemos un claro ejemplo como lo es China, este país asiático ya tiene en extremo sus indices de contaminación , debido a la gigantesca población y el uso exagerado de agentes contaminantes.

Esto ya no puede seguir así.

Esforcemonos por tratar de radicar este problema y apoyémonos vigilando que se cumpla con toda la normatividad en la materia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s